RFID

Con soluciones RFID es posible la visualización de activos en tiempo real para optimizar operaciones, maximizar la utilización de los activos y obtener datos a prueba de error.

Una solución RFID debe comenzar con una fase de descubrimiento que seleccione las etiquetas o tags RFID adecuados. Seguidamente, la elección de un hardware que se pueda integrar con los sistemas IT de la empresa y que se adapte completamente a la operativa y a los requerimientos: impresoras RFID y lectores RFID de mano o fijos. Para finalizar con una prueba piloto que garantice la inversión antes de iniciar el proyecto de implementación.